Tecnica Leche
tecnica uno

HAPLOTIPOS – IMPACTO EN LA FERTILIDAD

Los expertos han predicho que es probable que descubramos numerosos defectos genéticos en el ganado, debido al conocimiento cada vez mayor sobre el genoma bovino. Los investigadores sobre genética humana estiman que cada uno de los individuos poseemos cuatro o cinco defectos genéticos. Es razonable esperar que algo similar ocurra en el ganado bovino. Por lo tanto, no debería sorprender que comencemos a descubrir cierta información sobre una serie de nuevas condiciones genéticas en la raza Holando, Jersey, Suiza y Ayrshire.

Haplotipo es un tramo de material genético que se trasmite como una unidad de una generación a otra. Investigadores del USDA junto con colaboradores internacionales ahora han identificado nueve haplotipos que parecen causar la pérdida de embriones o muerte fetal cuándo estos haplotipos existen en el estado homocigoto. Esto se descubrieron tomando la base genómica completa de vacas y toros usados para evaluaciones genómicas y estudiando la frecuencia de diversos haplotipos. Estos haplotipos cumplen dos condiciones, 1- No hay individuos vivos que sean homocigóticos para este haplotipo. 2- Se observa una reducción en tasa de concepción o aumento de nacidos muertos cuando se cruzan toros portadores con vacas engendradas por toros portadores de haplotipos etiquetados y rastreados. Desde agosto del 2011 se etiquetaron cinco haplotipos que afectan la fertilidad. En agosto del 2013 se agregaron cuatro haplotipos adicionales.

Estas condiciones genéticas no se han observado directamente y no sabemos la causa genérica o biológica exacta de por qué los embriones o fetos no son viables. Debido a esto, se les ha dado nombre simples de Holstein Haplotype 1 HH1, HH2, HH3, Jersey Haplotype 1 JH1, Suizo BH1, BH2 y Haplotype Ayrshire 1 AH1. Estos haplotipos parecen tener un modo de herencia recesivo en el que los animales con una copia o que no poseen ninguna, son completamente normales. Los que heredan dos copias del haplotipo se pierden como embriones o nacen muertos. Los haplotipos con frecuencia más alta en la población producen mayores pérdidas de rentabilidad. Es importante tener en cuenta, que el impacto negativo de estos haplotipos ya se tiene en cuenta en la evaluación SCR y en la taza de preñez de las hijas DPR, publicadas rutinariamente.

Los haplotipos representan cada uno una condición genética distinta y única. No están relacionados entre sí y no tienen ningún impacto si un toro que es heterocigoto para HH1 se cruza con una vaca heterocigótica para HH2. El riesgo solo se expresa cuando los animales son heterocigotos para el mismo haplotipo.

EL SMS Select Mating Service es una excelente herramienta para manejar estas condiciones genéticas. Mediante el uso de este programa SMS, los rodeos con por lo menos una generación de información de pedigree, se puede usar toros heterocigotos con menos del 1 por ciento de posibilidades de embarazos perdidos.

Los productores deben evitar hacer apareamientos endogámicos en sus programas de cría. Evitar condiciones recesivas es la razón principal por la que esto es importante. Evitar la endogamia es una buena estrategia para evitar las condiciones genéticas tanto conocidas como desconocidas.

Fuente Select Sires – NOTA COMPLETA


tecnica uno

ACTUALIZACIÓN DE FÓRMULA DE TPI

La junta directiva de la Asociación Holstein de USA aprobó la actualización de la fórmula para calcular el TPI. El resultado de esto se vio reflejado en la publicación de las pruebas de evaluación genética oficial de agosto 2017.

El TPI es índice importantísimo a la hora de clasificar la genética Holando en todo el mundo. Sirve como timón para la genética de la raza y representa la visión de los criadores para mejorar nacional e internacionalmente la población Holando. El TPI no está necesariamente dirigido a la cría de vacas individuales, sino más bien tiene como objetivo el avance del conjunto genético completo. La Asociación Holstein de USA reconoce y fomenta la diversidad en la filosofía de cría para asegurar la continua mejora en la raza Holando. La fórmula es evaluada periódicamente por el Comité de Avance Genético de Holando de la Asociación para asegurar el continuo cumplimiento de los objetivos de los criadores Holando de todo USA y exportarlo a todo el mundo.

Los pesos de los diferentes rasgos son divididos de la siguiente manera:

Producción 46% (Grasa, Proteína, compuesto de peso corporal, eficiencia alimenticia)

Salud y Fertilidad 28% (Conteo Células Somáticas, Vida Productiva, Sobrevida, Facilidad de Parto, Fertilidad)

Conformación 26% (Tipo, Patas, Ubres, Cuerpo)

RESUMEN DE LAS ACTUALIZACIONES DE LA FORMULA DE TPI

-La ponderación en Vida Productiva se ha reducido del 7% a 4%. Ese 3% está siendo asignado a el nuevo rasgo de Sobrevida (LIV). La vida productiva (PL) mide el número de meses más que esta la vaca en el tambo, mientras que el índice de sobrevida es la capacidad de una vaca de sobrevivir en el tambo. No es el mismo rédito económico una vaca que se descarta porque se murió que una vaca que se descarta viva del tambo y se obtiene una ganancia por ejemplo por su venta. Si bien estos rasgos son altamente correlativos, hay diferencia entre algunos toros.

-Las ponderaciones en proteínas y grasas se han actualizado al 21 % (antes era el 27 %) y al 17% (antes era el 16 %), buscando ponderar ya que la raza está perdiendo grasa en su leche.

-La ponderación en la eficiencia en la alimentación se ha incrementado del 3% al 8%. Ya que queremos obtener animales que conviertan lo más eficientemente el alimento en producto.

Fuente: Holstein Association USA


tecnica uno

IMPORTANCIA DEL INDICE DE SOBREVIDA LIV

A partir de agosto del 2016, el Consejo para la Cria del Ganado Lechero (CDCB), dio a conocer evaluaciones de sobrevida de las vacas (LIV - Livability). Se identificarán los toros que tienen una tasa de mortalidad alta o baja de sus hijas y se basa en 40 años de recolección de datos por la Asociación de Mejora del Rodeo Lechero (DHIA- Dairy Herd Improvement Association). Es un dato disponible para todas las razas y se expresa como el porcentaje de hijas que permanecen vivas en el tambo. No es lo mismo una vaca que es retirada muerta del tambo, que una vaca que se descarta viva y con ella se obtiene una ganancia económica (venta destino carne, por ejemplo).

Aproximadamente el 20% de las vacas lecheras mueren y no generan ingresos en el final de la vida productiva, lo que significa una pérdida económica. Las estadísticas expresan, que para el caso de EE. UU se calcula una pérdida de USS 800 millones por año.

Desde que el índice Vida Productiva (PL – Productive Live) se introdujo en los programas de selección en 1994, a salud de las vacas ha mejorado. Este índice predice cuánto tiempo se espera que una vaca permanezca en el tambo de ordeño sin morir o ser sacrificada. Pero no sabemos si la vaca proporcionó ingresos adicionales al final de su vida. Aunque PL y LIV están correlacionados, la correlación es baja, por lo tanto, ambos brindan valor en las pruebas de mejoramiento.

Aunque la heredabilidad de la mortalidad es relativamente baja, la precisión de LIV es alta debido a los 92 millones de registros de lactancia para 32 millones de vacas que se han registrado en DHIA durante décadas. Incluso los toros genómicos jóvenes tienen un promedio de confiabilidad del 56 %. Los valore de LIV van aproximadamente desde -5 a +5. En el futuro, es posible que LIV se incorpore a los cuatro índices de mérito (Mérito Neto, Mérito Queso, Merito de Pastoreo, Mérito Fluído).

Nota completa


tecnica uno

TOROS PROBADOS CON HIJAS VS. TOROS GENÓMICOS

Llegado el momento de seleccionar la genética a utilizar, es importante establecer (para que la comparación sea justa), cuáles son las variaciones de prueba que tienen ambos grupos a medida que la información se toma más confiable.

Para poder entender, hay que tener claro algunos conceptos. Llamamos “toros probados” a aquellos que ya tienen hijas propias con controles lecheros y calificaciones. Llamamos toros genómicos a aquellos que aún no tienen hijas controladas y su prueba se basa totalmente en la genómica. Es importante establecer, para que la comparación sea justa, cuáles son las variaciones de prueba que tienen ambos grupos a medida que la información se toma más confiable. Gráficamente, a continuación, se verán como los toros probados con hijas varían menos que los genómicos. Los probados con hijas de primera cosecha bajan 35 puntos en TPI al recibir la segunda cosecha de hijas. Mientras que los genómicos bajan en promedio de 78 puntos en TPI al recibir su primera cosecha de hijas.

Otra forma de ver los mismos datos se presenta en la gráfica disponible en el PDF adjunto al final de esta nota. Vemos que el promedio de los Top 100 TPI probados era de 2088 en abril 2013, y que esos toros en diciembre 2016 tienen un promedio de 2053, bajaron 35 puntos de TPI al recibir la segunda cosecha. Los Top 300 genómicos en cambio pasaron en el mismo período (abril 2013 a diciembre 2016) de 2309 a 2228, bajaron 81 puntos de TPI al recibir su primera cosecha. Para agosto del 2020 se espera que los probados sigan con sus 2053 en TPI ya que luego de la segunda cosecha no hay variaciones importantes. Los genómicos que recibieron su primera cosecha en 2016, van a bajar otros 35 puntos al recibir la segunda cosecha en 2020, con lo cual quedarán en 2193.

La superioridad de 221 puntos en TPI que el grupo de toros genómicos tenía sobre el grupo de toros probados en abril 2013 (2309-2088) será menor en el 2020. Se acortará a 140 puntos (2193-2053) cuando ambos grupos tengan su segunda cosecha de hijas y sean realmente comparables. Es decir que en promedio los toros genómicos aún están algo sobreestimaos, pero cada vez menos. La tendencia es que las pruebas genómicas cada vez se acercan más a las que luego se calculan cuando tienen hijas en producción, pero aún no alcanzan la confiabilidad de las pruebas basadas en progenie propia.

Si bien algunos toros genómicos bajan sus pruebas, la herramienta del genoma ha permitido que los productores comerciales en Argentina utilicen toros genómicos que luego se conviertan en TOP 100 TPI. La lista a continuación, son toros utilizado masivamente por los productores argentinos como toros genómicos y hoy son TOP 100 en TPI de la raza. Ej. Bob (Nro.5), Morgan (Nro. 7), Mc.Girt (Nro. 14), Pety (Nro. 19), Petrone (Nro. 31), Punch (Nro. 50), Magicday (Nro. 60), Police (Nro. 77) y Lucid (Nro. 82) han sido toros utilizados masivamente por los productores lecheros argentinos como toros genómicos y hoy son TOP 100 TPI de la raza.

En resumen: Hay que dar una ventaja a los toros probados con hijas cuando se hacen comparaciones. Pero al mejorar los datos de las pruebas genómicas esta diferencia cada vez es menor. Antes hablábamos de unos 200 puntos de TPI, hoy se trata de 80 a 100 puntos en TPI y también unos 80 a 100 dólares de Mérito Neto.